Una nueva forma de reciclaje: Parking que se paga con envases de plástico

El abandono de basura en espacios naturales, como las playas, es un problema ecológico gravísimo que debemos solucionar con la máxima urgencia. Tanto es así que un estudio publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Unep) ha calculado que, si no se toman medidas para evitarlo, en 2050 los mares contendrán más fragmentos de plástico que peces.

Conscientes de esta situación extrema, Hyundai ha querido poner su granito de arena con una original iniciativa. En el marco del lanzamiento del nuevo Kona 100% eléctrico, este verano la marca tuvo activo temporalmente el Eco Parking, un aparcamiento que se podría pagar con el reciclaje de envases.

Para animar a la gente al reciclaje y evitar que los envases acaben tirados en la arena, Hyundai alquiló 5 plazas en la planta superior del Parking Nauta. Los usuarios que estacionaban sus vehículos en alguna de ellas abonaban el coste del aparcamiento con las botellas de plástico o latas que traían de sus casas o bien con las que recogían en las playas.

Para poder llevar a cabo esta operativa de pago, se instalaron unas máquinas específicas que permitían cambiar envases de plástico por horas de aparcamiento gratis. Según los datos obtenidos una vez finalizada la acción, la compañía asegura que un parking como éste permitiría el reciclaje anualmente las botellas desechadas por 25 personas al año.